Cancelando viajes

Hoy paso el tiempo cancelando hoteles.

Parafraseando a Charly García, no sólo pasamos los días renegando con el coronavirus, sino también demoliendo la ilusión creada de hacer un viaje soñado y ya comenzado a preparar. Revisando todas las letras chicas, aprendiendo de cláusulas y comparando las posibles alternativas.Amsterdam (1)

En mi caso tenía dos viajes preparados que fueron cancelados ya. En abril íbamos con Julio y Charly (no el que canta) a la imposible de visitar FIDAE (una muestra de aviación en Santiago de Chile) y en Mayo (hubiera partido el jueves 21) tenía comenzado a armar una visita a Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo y un toque de Alemania y Francia.

Las reservas las hice en diciembre, antes de la aplicación del Impuesto País. En ese momento, lo único que sabía es que viajaría. Nadie ni por asomo pensaba en una cuarentena mundial justo para estas fechas.

Pero todo indica que en algún momento lo volveremos a hacer. De hecho, con restricciones pero con empeño, varios países europeos comienzan a anunciar menores restricciones para tratar de salvar la fundamental temporada alta de verano. Dará además experiencia para ir pensando cómo será en 2021.

Mi marco para actuar en las cancelaciones fue:

  • No apurarme: cuando es generalizado el problema, las regulaciones superan las restricciones impuestas unilateralmente. Cuanto más cerca de la fecha, más información disponible
  • Patear para adelante la decisión: los dos viajes era totalmente distintos. Pero el de Europa estimo/tengo la esperanza de algún día realizar algo parecido a lo planeado. Si podía recuperar dólares de alguna forma, era válido para mí.
  • No mentirme con mis decisiones previas: haberlo pagado en diciembre era parte de la decisión. Obviamente no pensaba cancelar y efectivamente, en algunos ítems, no tenía cancelación gratuita para mi desventaja.
  • Me evité el 30%: si bien pagué en diciembre para evitar este impuesto, para el 2021 tendría el impuesto vigente. Como siempre pienso que volveré a viajar de alguna forma, y seguramente ese impuesto no desaparecerá en el corto plazo, lo hubiera tenido que pagar en las siguientes vacaciones
  • Compras casi directas: de la forma que armo yo mis viajes, normalmente no uso agencias de viajes. Aerolíneas y auto directamente. Pero siempre hay un pero, y por el tipo de alojamiento que busco, uso normalmente Booking, donde tengo una muy buena experiencia previa y no me ha fallado hasta ahora.

Obviamente, cada uno tiene una situación particular, de filosofía de vida, de posibilidades (hablar de vacaciones cuando la mayoría esta viendo si sobrevive la semana siguiente, puede resultar frívolo). Pero si tenías un viaje armado, y todavía no te tocó cancelarlo, puede servirte mi experiencia para manejar tu situación.

Viaje a Chile

Santiago de Chile
Santiago de Chile – Costanera Center desde Las Condes

Antes que nada: Existe FIDAE? Para el grupo de RadioQV, es una Feria totalmente esquiva. Dos fallas sobre dos intentos.

Vamos a las cancelaciones. Nos dividimos en tres las compras, para no cargar a ninguno con todo lo administrativo.

Jetsmart: por acá sacamos el pasaje de mejor tarifa que conseguimos en la fecha. Yo pague el despacho de una valija a bodega, que usaríamos los tres y cada uno pago su pasaje. No era cancelable. Por la situación, ofrecieron reprogramar el viaje con mismo destino. Pero porque la cancelación era de parte de ellos (donde vale no apurarse), a fuerza de caer simpático con el operador a la vez de insistente, según el caso, pudimos pedir el reembolso. Se había pagado en pesos y nos devolverían pesos. Cuando aceptaban el reembolso, se iniciaba un trámite con un número que se usa de trackeo. Solo uno recibió un mail de seguimiento al mes aproximadamente, para ingresar datos de una cuenta alternativa por si hiciera falta. Con eso le acreditaron en la semana en la tarjeta. En mi caso hice el reclamo y la operadora muy amable me pidió esperar en línea, ya que ese mail no se había enviado. Me llego antes que volviera a la línea y esperó hasta que lo complete. Me terminaron acreditando en mi tarjeta en 48 horas.

RESULTADO: bien para las circunstancias.

Hotel: lo saco Julio por Booking. Un departamento que pedimos pagar por anticipado para evitar el 30%. Cancelación gratuita. Pero el pago anticipado, al ser manual, demandó más tiempo. Un par de mails de “espere que lo vea la encargada de ESE tema” que nos quitaban esperanza. Finalmente vino la acreditación en dólares en la tarjeta original.

RESULTADO: un poco renegado pero el esperado.

Auto alquilado (2)
Le encargamos un modelo algo económico para tres a Charly

Auto: lo sacó Charly por BookingCars. Cancelable. Se ha tomado la cancelación pero aun no ha aparecido en la tarjeta. Por experiencia de servicio, casi tenemos la certeza que vendrá, pero aun en veremos. Era lo más barato de todo igualmente.

RESULTADO: esperanza de cobrar no perdida

Vuelo a Europaavion

Lo había sacado por KLM en forma directa. No barato pero en la fecha que me servía y el servicio que prefería.

Volaba a fines de mayo y a comienzos de abril ya enviaron un mail que el vuelo se podría cambiar sin cargos hasta fines de 2020.

Posteriormente, comunicaron la cancelación del vuelo, por lo que cambiaban las condiciones. En mi caso, la combinación de: fecha de cancelación por parte de KLM (antes del 15/5) y contacto antes de fines de junio me permitieron acceder a

  • un voucher por el importe abonado en dólares,
  • vigente por un año desde la emisión del voucher,
  • aplicable total o parcialmente a vuelos por KLM, AirFrance, Delta, Korean Air, Virgin Atlantic o Kenyan Airways
  • si el voucher es mayor al nuevo pasaje, emiten un nuevo voucher por el saldo no usado
  • no aplica booking fee al momento de uso
  • es nominal (solo puede ser usado por mi)
  • el pago se debe realizar en esos 12 meses, pero el vuelo puede ser posterior a su vencimiento
  • posteriormente a mi contacto, agregaron la ventaja que el mismo tendrá un 15% de beneficio en la tarifa (no lo cuento por el momento pero sé que está)
  • si no lo uso, al año se me acredita el importe original en el medio de pago original. Si hubiera contactado a KLM antes de que ellos cancelaran el vuelo, el voucher no sería reembolsable.

También podría haber cambiado la fecha del vuelo, pero ni lo analicé en esta maraña de incertidumbres. A

Todo el trámite fue por el call center (me costó un “par” de intentos llegar), super amable y correcto, con todas las explicaciones en forma proactiva. Además el voucher llego en menos de 24 horas (podía tardar hasta un mes haciéndolo on line según ellos)

RESULTADO: optimo, no perdí valor (capaz que hasta gané nominalmente) y no es una aerolínea que tema por su existencia, con el valor agregado de tener alternativas de uso.

Auto en EuropaAuto alquilado (1)

Contratado en Sixt en forma directa. No cancelable (terror), pero con la ventaja de ser Platinum por status match aconsejado por @ultimallamada

Contacte por email. Respuesta rápida con dos alternativas:

  • Cambiar la fecha sin pagar penalidades
  • Reembolso por el 85% del monto pagado y el 15% restante queda como un voucher a usar en un año en varios países de Europa y Estados Unidos.

Opté por la última y a las 48 horas tenía acreditado el monto en la tarjeta. Aun no recibí el voucher pero no tengo mayor apuro

RESULTADO: bueno, sabiendo que no tenía mucho por ganar

Hotel en AmsterdamAmsterdam (3)

Fue el único hotel que tenía contratado. 4 noches en Amsterdam en una casa que tiene dos habitaciones en alquiler (la versión Airbnb de Booking). Bastante caras para lo que pago habitualmente y pero de lo más barato que vi para la fecha y la ubicación que deseo cuando viajo. NO CANCELABLE y seguía figurando así. Para que pongan en perspectiva, esas 4 noches eran más que el 50% del pasaje en valor.

Contacté por chat primero. Pocas explicaciones y actuó rápidamente. Casi sin preguntar. La oferta es te permiten cancelar, te reembolsan casi el 12% y el resto un voucher que emite el establecimiento en condiciones que se consultan después pero que no son menos de un año. Muy raro.

La cuestión es que me lo cancelaron al toque, me enviaron mail y casi me infarto. No sabía en qué estado estaba.

Llame al 011-52965600 (Argentina), que aparenta ser un call center para los dueños de establecimientos, pero me atendieron sin problemas. Ingresas número de reserva y ping y te atiende el operador. Me explicó todo con detalle (lo que no había hecho el del chat). El voucher se emitiría en 72 horas, ya que debían contactar al establecimiento pero quedaba claro que sería por ese monto y por lo menos con un año de validez.

Como no tuve noticias del voucher (el reembolso se acreditó enseguida), volví a llamar a las 2 semanas. Me dijeron que volverían a contactar al “hotel”. Al día siguiente recibí un mensaje de la dueña a través de Booking donde me decía que tenía 4 noches para usar en la habitación que reservé, hasta el 2021 y que la contactara cuando supiera la fecha por ese medio. Le conteste que intentaría viajar en el segundo semestre de 2021 y no lo objetó.

RESULTADO: dudoso, algo marginal recuperé. Pero estando booking de por medio, le tengo fe a poder usarlo realmente (es el que menos libertad me dio)

CONCLUSION

Para un eterno optimista de los viajes, que supone que en un año habrá algo más claro de hacia dónde nos dirigimos como turistas, tengo la cuasi-certeza de que la pérdida será más marginal de lo pensado. Calculando que la mayoría de lo contratado era no cancelable, tener vouchers y reembolsos parciales ya hechos o prometidos a futuro, dan cierta tranquilidad de que hay una base para moverse.

También puede suceder que todo cambie radicalmente, pero a hacerse problemas de a poco, que si no, hace muy mal e inmoviliza.

Eso sí, recordemos muy bien como nos trataron en estos momentos de situaciones desventajosas para todos. Las empresas también tienen personalidades y se pusieron a prueba en esta pandemia. Es la única forma de aprender.

Éxitos en sus cancelaciones y reprogramaciones.

Munster Alemania
Volveremos a viajar 

10 comentarios

  1. Muy bueno como referencia de las expectativas en el proceso de cancelar viajes.
    Una de las frases que más me gusto fue cuando pusiste de No Mentirse con las Desiciones Previas ….
    Hay que manejar la ansiedad y buscar varios canales de comunicación con las empresas para llegar al mejor resultado.
    Buen post

    1. Esa es la idea. Tranquilidad y mucho contacto. Además saber donde arranca uno. A veces tomamos riesgos y no nos hacemos cargo

  2. Hola ,nosotros pudimos cancelar casi todo ,pero con hoteles .com no tuvimos suerte ,me da mucha pena y bronca perder ese dinero … Y ahora estoy tratando que me reembolse los vuelos ..El viaje que teníamos pensado para Mayo ya fue …El año que viene buscaremos otro rumbo …

  3. Me gustó el post Raspi. Hay que tomarse un tiempo para pensar y no salir a putear a los cuatro vientos ni apresurarse porque puede ser peor. Yo personalmente no soy de estarle muy atrás.

    A Jetsmart ya llamé 3 veces y sigo esperando. Voy a ver si esta semana los contacto de nuevo.
    El auto sigo esperando pero estoy dentro del plazo de 60 días que me dijeron. Supongo que va a estar por caer.

    Que bueno que la cancelación de todo te salió, dentro de lo posible, del «lado bueno» y pudiste recuperar la mayoría o dejarlo abierto para un viaje futuro.

    ¿Ya podemos planear un próximo viaje?

    1. Nos quedan pendientes fidae, MDQ y lo que se nos ocurra hacer, pero al menos hagamos uno!!! Creo que como situacion pone a prueba nuestra paciencia y calma y de las empresas procesos y predisposicion

  4. Buen post Raspi. Yo tengo pendiente vuelo y auto para “re programar o cancelar” creo que lo mejor, si hay algo mejor, es no apresurarse y hacerlo a medida que las cosas comiencen a tener algo de claridad. Ya vendrán tiempos mejores.

    1. Creo que por ahi va la mejor idea. No apurarse. En mi caso, el vuelo a Europa no habria tornado en un voucher reembolsable si me apuraba. Suerte con la tarea

  5. Qué bueno poder conocer experiencias de otros viajeros!

    En mi caso tenía emisión de boletos con Aeroméxico y Lufthansa.
    Aeroméxico dejó el boleto abierto hasta fin de año y cobraron penalidad (fue cancelado en marzo, al inicio de la cuarentena).
    En el caso de Lufthansa el boleto quedó abierto hasta 2021 y no cobraron penalidad (gran punto para Lufthansa!)

    En lo referente a hoteles, había emitido vía hoteles.com con cancelación gratuita y con noche de premio. Cancelaron inmediatamente en forma gratuita y devolvieron la noche de premio también (me sorprendió el comentario de Nina más arriba).

    Creo que el resultado de las gestiones fue muy bueno y coincido, volveremos a viajar; probablemente algo distinto a lo que teníamos en mente, pero lo haremos!

    ¿FIDAE? La tercera es la vencida, a no rendirse! 🙂

Deja un comentario