Norway in a nutshell - pasarelas del catamaran electrico

Norway in a nutshell – Vistazo natural a Noruega

Cuando empecé a diagramar mi primer paso por Escandinavia, sabía que quería ver las ciudades en esta etapa, pero que podría tener un toque de naturaleza por esa simbiosis que tiene la región en estas dos dimensiones.

Norway in a nutshell - estacion de trenes de Bergen
Estación de trenes de Bergen, sábado tempranito

Fue ahí que Eirin (@ekallestad) me recomendó un tour llamado Norway in a nutshell (Noruega en una cáscara de nuez). Sinceramente, no soy muy adepto a los tours, pero al investigarlo un poco, me di cuenta que es bastante “libre”.   

En realidad es una forma de recorrer el trayecto entre Bergen y Oslo, las dos principales ciudades de Noruega, con desvíos milimétricamente calculados, que permiten disfrutar a tu ritmo.

Norway in a nutshell - puerto de Gudvangen
Puerto de Gudvangen, donde tomamos el ferry para navegar los fiordos

Mas allá que tomes el tour o no, la mejor forma de conectar estas dos ciudades es por tren, porque es uno de los recorridos más lindos en vistas, aun cuando no bajes en ninguna parada. Lleva 6 horas pero valen la pena.

Norway in a nutshell - imagen desde tren regional Bergen Voss
Las primeras vistas de la mañana parecían que no iba a ser un día soleado

Lo que hace este tour es combinar distintos medios de transporte, eligiendo paradas y desvíos, formas de recorrido, paradas, excursiones y servicios. Podes salir de una ciudad y volver a la misma, o ir a la otra, elegir quedarte en alguna de las paradas para disfrutar de una noche, tomar una o varias de las excursiones o actividades que te ofrecen en cada parada e incluso tomar un hotel con ellos si uno lo desea. La página te va calculando los costos de cada decisión y definiendo los tiempos y en función de ello, cual es la siguiente alternativa disponible, ya que si tomo alguna actividad, puede cambiar el siguiente horario disponible para otra actividad o traslado.

Esto es posible en un país donde todo funciona perfecto. Los horarios son respetados, los lugares señalados y hasta me imagino que ante una falla, que no tuve, debe haber una solución prevista.

Norway in a nutshell - Stalheim
El trayecto en bus por el valle hacia el puerto de Gudvangen, rodeado de montañas y ríos
Norway in a nutshell - vista desde Stalheim hotel
Vista del valle desde el Hotel Stalheim

La mayoría de las actividades están más relativamente cerca de Bergen, por lo que si alguno planea hacerlo por el día, tiene más sentido desde ahí.

En mi caso opté por usarlo como transporte además entre Bergen y Oslo, por lo que salí de la primera y terminé todo el trayecto en la capital. Y acá un valioso tip: si uno está realizando un viaje de muchos días, aun con carry on (que claramente no es mi caso) y habiendo espacios para dejarlo en cada transporte para disfrutar de la actividad, es una molestia tener que llevarlo. Pero la empresa ofrece un servicio de traslado de equipaje entre hoteles, estén o no contratados a la empresa del tour, pero que sí estén en el listado de ambas ciudades.

Norway in a nutshell - navegando el fiordo de Naeroy
Navegando el fiordo de Naeroy

Por lo tanto, debía dejar la valija lista a más tardar a la 6.30 de la mañana en un cuarto de mi hotel de Bergen y ellos lo retiraban sin molestarte, por lo que opté por dejarlo la noche previa y solo me quede en la mochila lo imprescindible para arrancar el día y algo de emergencia por si el equipaje no llegaba (spoiler obvio: llegó perfecto).

Mi primer tramo era Bergen Vossavangen en un tren regional que salía 8.30 de la mañana. Estaba a unos 20 minutos caminando desde el hotel, por lo que ir con tiempo, desayunar en la estación y estar tranquilo (no soy bueno en horarios). La valija ya había sido retirada cuando hice check out.

En Vossavangen cambiamos a un bus que se tomaba a la salida de la estación, con un tiempo para ver algo de un pequeño lago que está cruzando la calle.

Norway in a nutshell - las curvas a pleno en Flamsbana
El tren Flamsbana

Ese bus nos llevó hasta un pequeño puerto en Gudvangen, donde tomamos un barco eléctrico (ponen mucho énfasis en estos aspectos) que recorrería dos fiordos por dos horas para terminar en Flam.

Norway in a nutshell - Estacion de trenes de Flam
Virtual estación de tren de Flam, con el tren Flamsbana esperando la salida

En Flam había un par de horas para almorzar, pero aproveché para tomar una excursión al mirador Stegastein, que nos dejó de nuevo en Flam a tiempo para tomar el tren histórico Flamsbana, que tiene unas vistas hermosas y que terminó en Myrdal, donde al rato pasó el tren que nos llevaría directo a Oslo, donde llegue 22.30.

Este formato te permite aprovechar al máximo el día. Para mi tuvo un costo de USD 300 aproximadamente, que varía dependiendo de la temporada (mucho más bajo fuera de la primavera tardía verano), el recorrido y el tipo de cambio (se cotiza en coronas noruegas), más unos 30 en mi caso por el traslado de la valija y otros 30 por la excursión adicional. Para calcular el costo marginal, habría que deducir el valor del traslado normal, que varía entre 130 y 180 de acuerdo con el horario (140 en el mismo horario que salí yo)

Los detalles de cada tramo los voy a desarrollar en posts separados para no exagerar la longitud de este.

Norway in a nutshell - Navegando Naeroy
Navegando Naeroy

Pero en cada parada o punto que se van tocando, prácticamente uno tiene la posibilidad de elegir su propia aventura. Quizás quedarse un par de días en un paraje en la nada, para hacer kayak o senderismo en estos lugares, seguro que debe valer la pena (la próxima)

Norway in a nutshell - vista del tren a Oslo
El eterno día desde el tramo final a Oslo

La experiencia general fue genial. Me encontré con los paisajes que fui a buscar, sin la estructura que un poco me agobia del tour común, pero la organización que te hace aprovechar el tiempo. también me permitió conocer gente que hacia similar viaje al mío y que nos íbamos cruzando en los tiempos libres (unos ticos me envidiaban no haber pedido el traslado del equipaje)

Si miro lo que recorrí de los fiordos, fue apenas una muestra (extraordinaria) pero que me sacó el gusto de hacerlo (ir desde Bergen en el día que pare, me hubiera quitado tiempo de explorar la ciudad u obligado a quedarme un día más. No tener al menos esta muestra de los fiordos hubiera sido un gran error y un crucero especifico, más largo que los de medio día, realmente estaba fuera del bolsillo actual.

Para iniciar el trayecto en detalle, la primera etapa la podés encontrar acá.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *