Semblanzas del primer dia

Son las 6 de la mañana y no puedo pegar un ojo.

Más que ansiedad es el cambio de horario. Lo venia previendo y no tome recaudos a tiempo. Habrá siesta larga en el tren.

Tambien puede ser que media tarde en Madrid llenó de adrenalina. Muchos años sin pasar por acá y con ganas de hacer muchas cosas en pocas horas.

No se puede todo. Ya desde el comienzo, 3 vuelos con peregrinos llegamos en forma bastante coordinada. Hasta el equipaje de dos vuelos salio por la misma cinta. Juano por venir de un vuelo europeo, nos abandonaba del encuentro aeroportuario ya que estaba en otra terminal.

Sin coordinarlo y después de un rato 6 que nos encontramos nos fuimos en el bus a Atocha.

Minutos después, el Camino los amontona como el viento. En la siguiente parada, nos sorprenden Juano y Flor subiendo como si nada

El viaje se hace super ameno contando las pavadas de 24 horas de abstinencia de redes por estar volando.

En Atocha cada uno parte para su hotel y nosotros despues de una rápida ducha para estar presentables en el encuentro partimos hacia la Puerta del Sol para hacer un poco de turismo típico antes de la famosa primer cena.

Madrid esta hermosa. Primavera perfecta. Ambiente. La multitud no me agobia. Da vida.

Plaza Mayor

Llega la hora del encuentro en el Museo del Jamon. Los primeros en llegar somos los del vuelo de hoy.

Minutos después ya es un caos de Saludos, reconocimientos y entendibles «vos eras…?» Somos muchos desconocidos aun.

Mesas de 4. Mi grupito es de 5. Salgo sorteado a conocer nuevos. Primero Mercedes y Pedro Juan (tiene una historia ese nombre y no la voy a romper), un matrimonio no matrimoniado que vive en Madrid y que quizás se querían asegurar en que se estaban embarcando. Solo pasaban a saludar. Son los argentinos truchos les digo. Se los tuve que explicar. Se sorprenden de la cantidad de mujeres del grupo y se relajan empezando a contar sus historias personales. Se relajan tanto que cambian de idea y Se quedan a cenar (sere un buen convencedor?)

La mesa se completa con Leandro, un nicoleño que estudio en Rosario (dato importante se sabe) y que se acaba de radicar en Madrid para hacer de avanzada de su emprendimiento tecnológico. De los que ojalá sirvan para salvar a nuestro país. Tambien cuenta su historia y como se unió a la movida. Es de los últimos en unirse pero será de los primeros en llegar ya que es muy joven aun.

Hubo discurso de Juano por aclamación. Imposible negarse. Un grupo escolar de adolescentes que compartían el salón con nosotros hizo respetuoso silencio. Tambien hubo palabras del primer cumpleañero; Alberto, que nos emociono mucho con lo que significaba haber podido llegar hasta aqui con toda su familia.

Hubo reparto de regalos. Algunos se han tomado muy en serio su participación y los flojitos de idea sepan que estamos agradecidos. Serán de los mas honestos recuerdos del camino.

Ansiedad o no de por medio, esto ya arrancó. Ante cada publicación, llega mucha energía de amigos y seguidores entusiastas de este cachito de argentinos y no tanto, que vamos juntos pero no amontonados por una semana.

13 comments

  1. Me encantó tu relato. Podrías haberme sacado una foto mejor pero te quiero igual. Hoy camino a Sarria. No te duermas que el paisaje es muy bonito. Los quiero mucho y los seguiré día a día. Buen camino

  2. Leerte nos pone en tiempo, espacio y sentimientos. Acá estamos, siguiendo paso a paso el encuentro, las historias y las emociones de los caminantes. Buen camino y, como siempre, gracias por tomarte el tiempo para compartir!

  3. Hermoso!!!! Te entiendo con el horario, me levanté TODOS los días durante el viaje Antes de las 7am. No te preocupes, la mañana es hermosa para disfrutarla viajando (claramente es un bien que en bs as desconozco 😂).
    Descansá en el treen! Besos para todos 😘😘😘😘😘

  4. Buen relato Raspi, me dejas manija de más. No se si se dan cuenta o no pero acá somos muchos los que seguimos el viaje al lado de ustedes y «caminamos» a la par.
    Abrazo grande! Acá los sigo muy manija como están ustedes.

Deja un comentario