Camino Portugués – Quinta etapa – Padrón-Santiago de Compostela

Un nuevo final. Parecido en esencia, distinto en su estructura al primero.

Sali del hotel que menos me gustó de todos, ya con la capa puesta, no por superhéroe sino porque llovía.

Ya estando tan cerca de Santiago, se notaba poblado el camino de entrada. Quizás al estar unos kilómetros delante de Padrón hizo que me cruce con los madrugadores.

Camino de Santiago - Camino Portugues
Fuente para lavar la ropa

A pesar de llegar a la misma ciudad, toda la aproximación es mucho menos urbana y más desconocida.

Había si, bosquecitos como la primera vez, pero más mechados con caseríos y campitos con huertas.

Hórreos del Camino Portugués

 

Una de las cosas que me llamó la atención es al llegar al Santuario de la Virgen de la Esclavitud, uno de los hombres a cargo de la misma, hacía señales “cuasidesesperadas” para subiéramos los peldaños que la separan de la ruta y entráramos. Sólo eso le preocupaba. El camino sigue por el costado, pero valió la pena.

camino portugues - santuario de la virgen de la esclavitud
Santuario de la Virgen de la Esclavitud

Ahí me encontré con el padre e hijo de Rio Cuarto y charlamos un rato largo.

Santuario de la virgen de la esclavitud
Interior del Santuario de la Virgen de la Esclavitud – A Escravitude

Cuando los dejé, me encontré caminando con dos inglesas, ya no recuerdo si de Liverpool o Manchester, que habían dejado a sus maridos esa semana, para irse a caminar juntas el camino, pero dejarían el último tramo para llegar temprano al día siguiente entre los primeros (cada uno tiene sus deseos)

camino de santiago - camino portugues
Tentempié de media mañana
Faltan 10KM
Faltan 5KM

Hórreos, bosques y caseríos se van alternando.

 

Cuando me voy acercando a Santiago, lo hago a través de un parque en un monte, que viendo después el recorrido, es por la zona universitaria. Pero no parece para nada que esté entrado a Santiago. Bastante despistado me dejó.

Cuando volví a retomar por zona urbana, resultó ser la avenida Rosalía de Castro y hoy aun recuerdo a la señora que, muy entusiasmada, me dijo ya estaba cerca, que siguiera derecho.

camino portugues de santiago
Ingresando en la Ciudad de Santiago de Compostela

Ahí fue donde comencé con la transmisión por IG, por lo que no hay muchas fotos pero está el reel en Transmision llegada a Catedral de Santiago

Nunca había andado por Santiago por ese lado y el Parque Alameda al costado, me hizo dudar varias veces, al no haber mojones. Por suerte había una familia que también estaba terminando y medio los seguía.

Al ver el Café París, sabía que iba en camino al Bar Dakar (el rally que me enseño mi primo) y ahí estaría a dos pasos de la Catedral.

Centro historico de Santiago de Compostela
Viendo la Catedral por primera vez en el Camino Portugues

La lluvia y la emoción llegaron juntos. Obviamente corte la transmisión. Me faltaba esta vez con quien festejar y un poco me bajonié. Tan distinta a la primera, aun siendo el mismo lugar. Muchas cosas pasaron en el medio de ambas travesías para tener las mismas sensaciones.

Como esta vez tenía que hacer la Compostela por mi cuenta, averigüé donde quedaba el Centro de Peregrinos, completé mis datos (es un momento corto), saqué mi turno en el subsuelo y me fui a recuperar líquidos.

final indeciso

Como el día estaba fulero, volví al centro de atención, a la capilla que está a la entrada, a rezar y recomponerme. Después de tanta gente alrededor, ahí estaba solo. Hay un video en continuado con algunas reflexiones y fue cuando salieron todas las emociones. Como en el primer Camino, cuando dejé pasar un rato, salió todo. Esta vez un poco menos alegre que la primera, porque este Camino fue más mio. Pero contento igual al final.

El proceso de la Compostela, cuando va llegando tu turno (vez el número que van llamando por una pagina en el celu y te recomiendan acercarte cuando falten unos 20). Hay unos voluntarios que se agotan de decir lo mismo, ya que el público se renueva y no caen en la dinámica, por lo que me entretuve adelantandome a ellos tanto que se rieron de la ayuda inesperada.

Compostela
Mi orden de llegada en el día

El que mira tu credencial rápidamente saca la cuenta de si cumpliste los requisitos, busca tu nombre en latín y completa la Compostela, este año distinta a la que ya tenía. Todo gratis. Sólo compré el tubo para ponerla dentro (dos euros) y que llegue sana.

Camino de santiago compostela credencial del peregrino
Compostela y Credencial del peregrino

Como anécdota final, cuando estaba almorzando en el Dakar, tenía una pareja al lado. De golpe el hombre se levantó ante el aviso de la mujer y salió a acompañar a una multitud que pasaba por ahí. Era Ronaldo que estaba terminando su Camino en bicicleta. Este hombre era fanático de él (habían terminado ese día también) y lo venía siguiendo.

Feliz, me contó todos los detalles del encuentro (a la mujer también, claro) y le saqué una foto a su celular para tener el testimonio.

Antes de volver a Pontevedra, me fui a visitar la Catedral, que está en todo su esplendor, ya que terminaron los trabajos de restauración, pero eso lo dejo en este post (La Catedral de Santiago de Compostela – Xacobeo 2021-22)

Plaza do Obradoiro - Santiago de Compostela
Plaza del Obradoiro – Santiago de Compostela

Otro Camino, totalmente distinto al primero, terminado.(Camino de Santiago – Un año – Día 6 – A Rua Santiago – Final del Camino)

 

Praza das praterias santiago de compostela
Praza das Praterias
San Fructuoso santiago de compostela
Iglesia de San Fructuoso – Santiago de Compostela
Santiago de Compostela
Rua Villar – Santiago de Compostela
fonte dos cabalos praza das praterias santiago de compostela
Fonte dos cabalos – Praza das Praterias – Santiago de Compostela

3 comentarios

  1. La llegada muy distinta a la de la otra vez, no? Pensé que a Santiago siempre se entraba por el mismo ingreso. Que gran experiencia. Gracias por compartir los relatos día por día!

    1. Horreos son unos pequeños graneros de piedra y madera elevados, que en sus pilares tienen una forma especifica para evitar que entren animales, especialmente ratas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *