Dos pequeñas perlas australianas

En realidad, podría decir dos pequeños ópalos, que es la piedra preciosa o semipreciosa, según la definición que encuentres, característica de Australia, pero tendría que entrar en más explicaciones. Imposible irse del país sin haberlos visto, ya que producen el 98% de todo mundo.

Luego del impacto positivo que fue visitar dos ciudades hermosas como Melbourne y Sidney (Sidney y Melbourne, el contrapunto), nos vendrían en la programación del viaje (una vuelta completa hasta la mitad de Australia), dos lugares que terminaron siendo altamente recomendables si andan con tiempo, y que se combinan perfectamente con el resto.

Kangaroo Island

Fue nuestro primer contacto franco con la naturaleza de este continente. En esta isla, de un tamaño bastante importante, ya que es la tercera del país, se pueden hallar paisajes únicos y una gran muestra de la fauna característica.

Lo primero que hicimos fue visitar una granja, donde pudimos empezar a distinguir a algunos, como el Emú, una especie de avestruz, más pequeño (en otro punto del país, probé el salame de emú) y los wallabies, que son como los canguros pero más pequeños y por lo tanto, no se los denomina de esa forma. Estos últimos se acercan un poco más, por tamaño son más dóciles y se pueden acariciar suavemente aunque son un poco ariscos. Sólo el pecho se dejaban tocar.

20190816_2229038100648369943848668.jpg
Emu, un ave parecida al avestruz
20190816_2229348812896627727704194.jpg
Wallabies
20190816_2230178169590160037079674.jpg
Le gusta pero no tanto

Luego nos fuimos a recorrer algunos puntos de la isla, que tiene varios paisajes característicos.

Kangaroo island - Australia
Flinders Chase National Park – Al fondo Remarkable Rocks

Por la costa llegamos al Flinders Chase National Park y la primera parada fue en Remarkable Rocks. Es una formación de piedras esculturalmente erosionadas por viento y agua, en lo alto de una formación granítica, muy fotogénica y que es considerada un monumento geológico.

Remarkable Rocks - Kangaroo island - Australia
Remarkable Rocks – Flinders Chase National Park

Remarkable Rocks - Parque Flinders chase - Kangaroo Island - Australia

Remarkable Rocks - Kangaroo island - Australia
Tomando dimensión del tamaño

Otra parada fue el Cabo de Couedic, otro monumento geológico, por la forma en que fue generado al retirarse el mar y formar acantilados, que debieron ser señalados con un faro (que siempre me atraen).

Faro Cap du Couedic Parque Flinders chase - Kangaroo Island - Australia
Faro de Cabo de Couedic – Kangaroo Island

Muy cerca de ahí, está otro producto de la erosión del viento y el mar, el Admirals Arch. En este lugar semiprotegido del viento se pueden observar además de una hermosa vista, las primeras colonias de lobos marinos que veríamos en la isla.

Admirals Arch - Parque Flinders chase - Kangaroo Island - Australia
Admirals Arch

Adentrándonos en el parque, llegamos a un lugar donde pudimos observar koalas, que abundan por la región. Este marsupial también (es decir, tiene la bolsa para la cría) pasa solo 4 horas despierto, ya que la base de alimentación es la hoja de eucaliptus, de muy bajo valor energético. Además tiene un cerebro muy chico que hace que no se salga de sus rutinas básicas. Es tan característico de Australia, que compite con el canguro.

Koala - Kangaroo island - Australia
Koalas en Kangaroo Island
Koala - Kangaroo island - Australia
Duerme 20 horas al día

Seguimos hasta encontrar una típica colonia de lobos marinos.

20190816_2237474717086963755414273.jpg
Lobos Marinos de Kangaroo Island
20190816_2236535218485323145292971.jpg
Cuanto más pequeño, más amigable

 

Otros puntos interesantes de la isla es un desierto llamado Pequeña Sahara, del que no tengo fotos pero que les aseguro que es igual al original.

Por la noche fuimos a ver algunas colonias de pingüinos cerca de Kingscote, donde nos alojábamos.

Si miran además el mapa, notarán que a pesar de ser una isla, estuvo unida al continente en algún momento y por ello su fauna no ha diferido tanto de lo que se encuentra en Australia en general.

20190816_2234281346222120570959807.jpg
Kingscote – Kangaroo Island

Adelaide, la hermana menor de las ciudades

Si bien es una ciudad de más de un millón de habitantes, transmitía una enorme sensación pueblerina, en el sentido de ser muy tranquila, con edificaciones mucho más antiguas que las que se pueden encontrar en Melbourne o Sidney. Probablemente esto hoy no sea válido tanto como en el momento de mi visita, pero seguro que mantiene cierto contraste con las otras ciudades.

20190816_2238308722360827037319536.jpg
Adelaide – Australia, con algun desfile en curso

20190816_2238581399764242608156242.jpg

20190816_2239354788322956330089232.jpg
Hotel The Austral – Adelaide

Es la menor de cinco (Sidney, Melbourne, Brisbane y Perth), y dejo a la capital Canberra fuera porque creo que pocos la conocen.

Uno de los puntos más interesantes es Glenelg, un barrio al sur de la ciudad, donde están las mejores playas de la ciudad y por lo tanto, es un lindo lugar para pasar el día.

20190816_2228007222732088189681233.jpg
Ayuntamiento de Glenelg
20190816_2226212052865063883160337.jpg
Glenelg
20190816_2226563900090583502903528.jpg
Los edificios antiguos tambien son caracteristicos de Glenelg

Se llega en tranvía y es una muy buena opción para pasar la jornada.

20190816_2227337667075027062298614.jpg
Glenelg, punto de llegada desde Adelaide

Un museo que visité acá y me voló la cabeza fue el Migration Museum. Totalmente dedicado a la historia de la inmigración en Australia y con comparativos de lo que sucedía al mismo tiempo en otros lugares del mundo. Y lo que me impactó fue la similitud de medidas de control y fomento, según el momento, que tuvo con Argentina. Ese aspecto para los que venimos de otras latitudes de forma similar es una muestra de lo distinto que puede ser la evolución de un país con otro, aun con las mismas reglas. No es para ponerse a detallar, sino para reflexionar que es lo que buscamos como sociedad.

20190816_2242024963457364499870339.jpg
Estacion de trenes de Adelaide

20190816_2241346109678710250913927.jpg20190816_2241026128729945735693718.jpg

Perlitas al fin

Probablemente no sean los destinos primarios de quien vaya para Australia ninguno de estos dos lugares, pero mi sensación fue que lejos están de ser una mala elección.

20190816_222505857629910166384086-2778034026-1566781283933.jpg
Jardín Botanico de Adelaide – Casa Tropical
20190816_2225438130716914595208272.jpg
Detalle interior de la Casa Tropical del Jardín Botanico de Adelaide

Kangaroo Island ofrece paisajes propios y cercanía a la fauna que las grandes ciudades carecen y es apenas un viaje corto desde Adelaide. Y esta a su vez ofrece calma frente al movimiento mucho más intenso de las otras ciudades, a pesar de ser una gran ciudad.

Deja un comentario