Home-by-the-Sea

Carmel-by-the-Sea, como es su nombre oficial, es un pequeño pueblo de menos de 5000 habitantes, que sirve de balneario para gente de muy buen poder adquisitivo, sobre la imposible Ruta 1 (imposible porque en dos visitas a la región, nunca la pude recorrer, incendios y derrumbes mediante).

De hecho, llegué por la 5 y 101, donde el desierto, cigüeñas petroleras y algunos viñedos fueron parte del paisaje.

Es una joyita junto al mar, que puede servir como base para recorrer el área (Monterey, que es una opción mucho más económica, Point Lobos y el camino de 17 millas, incluso para explorar Big Sur).DSC06076

Además posee una de las playas más lindas, Carmel Beach, de arena bien blanca y fina, que invita a pasar el día y disfrutar de unos atardeceres de ensueño.DSC05627DSC05625DSC05623DSC05618DSC05620DSC05636

Siempre se desarrolló como una zona de artistas que van a establecerse para desarrollar su arte, por lo que hay muchas galerías y lugares de decoración.

Además, Clint Eastwood fue su alcalde en 1986, lo que le otorgó un poco más de notoriedad entre los numerosos puntos atractivos de la costa californiana.

A partir de la playa, el pueblo se desarrolla en pendiente y su calle Scenic Drive permite ver esa primera línea de edificación, lujosa, pero sin dejar de mostrarse.DSC05780DSC05727DSC05703DSC05692DSC05656

El punto final en Carmel Point, la punta sur de la playa, donde la vista y atardecer hacen las delicias del caminante.DSC05667DSC05680DSC05664DSC05661DSC05660DSC05656

Hay incluso una casa diseñada por Frank Lloyd Wright, la Clinton Walker HouseDSC05648

Más allá del Carmel Point, aparecen otras playas que están acompañadas por más vegetación del parque Carmel River.DSC05699

Al caer la tarde, se arman fogones en la playa.DSC05763DSC05765

Volver caminando por las calles internas permite descubrir otras casas hermosas, de nuevo, sin exceso de ostentación, pero con detalles que permiten palpitar buena vida.

La noche es tranquila, pero el centro tiene muchas ofertas gastronómicas y es otro de sus puntos fuertes con respecto a Monterey.

Pegado a la ciudad está el camino de las 17 millas, pero eso será parte de un post propio.DSC05880

Da toda la impresión de ser un lugar donde todos se conocen y no hace falta ocultarse con altos muros y de paso, a los visitantes, nos permite disfrutar un poco de un lugar muy particular.DSC05730DSC05735DSC05737DSC05741DSC05746DSC05749DSC05767DSC05773

One comment

Deja un comentario