Marsella no es un puerto más

Terminaba de ver Marseille por Netflix, cuya segunda temporada es mejor aunque pueden vivir sin verla, y Gerard Depardieu menciona su bella Marsella, hecha de mil colores y mil orígenes, que hay que amarla por lo que es y no por cómo queremos que sea. Es una amante difícil, inflexible. Es una definición cuasi perfecta.

DSC08474
Notre Dame de la Garde y el Vieux Port

Mi llegada fue desde Cassis, habiendo pasado la noche anterior más profundo en la Provence. Le dejé una noche, para recorrerla en dos medios días, ya que no tenía previsto entrar a ningún museo en particular.

Me alojé en un hotel que me resultó muy cómodo y moderno frente a la estación de trenes y que me dejaba a 15 minutos caminando al puerto viejo, estrella de la ciudad.

DSC08445
Gare de Marseille – Escalinatas de ingreso
DSC08442
Vista desde Gare de Marseille
DSC08446
Place de Marseillaises
DSC08440
Vista desde mi habitación

Para llegar al puerto, recorría en parte La Canabiere, el principal boulevard de la ciudad.

DSC08448
La Canabiere
DSC08450
Tranvia en La Canabiere
DSC08451
Transporte moderno en el principal boulevard
DSC08449
La Canabiere
DSC08452
La Canabiere
DSC08453
La Canabiere

Puerto Viejo

El Vieux Port de Marsella es hoy quien domina la atracción turística. Esta bahía natural fue desde el comienzo la principal puerta del Mediterráneo para la región. Es la razón de la cantidad de culturas, religiones y conexiones con las colonias francesas que se juntan en la ciudad.

DSC08458
Vieux Port
DSC08463
Interior de Iglesia Saint Ferreol
DSC08461
Vieux Port con ferry que cubren rutas regionales

Hoy es un puerto deportivo, con un hermoso y cercano desfile de cruceros, veleros y lanchas. Se puede cruzar de una orilla a la otra en barcos (cosa que no hice).

DSC08473
Puerto deportivo
DSC08472
Vieux Port
DSC08469
Vieux Port
DSC08468
Margen derecha del Vieux Port
DSC08471
Ayuntamiento de Marsella

DSC08467

De su lado derecho hay tiendas importantes, como Galeries Lafayette, el ayuntamiento, y en la punta, casi en el mar, uno de los fuertes que flanquean la entrada, Fort St Jean.

Enseguida cuando se llega se distingue la Catedral La Mayor (su nombre completo es Catedral Basílica Santa María La Mayor). No solo su ubicación tiene que ver con la ciudad, al estar junto al viejo puerto, sino que su estilo románico-bizantino es distinto a lo que se encuentra en el resto de Francia.

DSC08488
Catedral La Mayor
DSC08489
Entrada de Catedral La Mayor
DSC08510
Catedral de estilo romanico bizantino
DSC08506
Detalle de los laterales de la Catedral
DSC08493
Interior de la Catedral
DSC08494
Nave central de la Catedral
DSC08496
Cupula de la Catedral La Mayor
DSC08499
Nave Lateral de la Catedral
DSC08500
Altar de la Catedral

DSC08501

Mas allá esta el puerto nuevo, donde se encuentran muchos cruceros (es una parada habitual) y zonas de nuevo desarrollo, incluyendo un moderno shopping (visitado por supuesto)

DSC08619
Zona residencial de Nuevo Puerto
DSC08620
Shopping Les Terrases del Port

En la otra orilla hay numerosos bares que se mezclan con la Opera y comercios, que le dan una vida, estrictamente peatonal, relajada y bulliciosa.

DSC08584
Opera de Marsella
DSC08586
Barrio de la Opera
DSC08583
Zona comercial de la Opera
DSC08582
Bares de la zona del puerto
DSC08580
Locales de lado izquierdo del Vieux Port

DSC08581

Fort St Jean

Hoy el fuerte es parte del Museo de las Civilizaciones.

DSC08536
Fort St Jean

Este museo está dedicado a la historia de las civilizaciones del Mediterráneo. Es interesante, bastante antropológico, con muestras variadas.

DSC08514
Museo de las Civilizaciones
DSC08523
Detalle interior de la fachada
DSC08524
Terraza del Museo con el fuerte al fondo

Me interesó mucho el edificio, que es protagonista tanto como la colección. A su costado estaba amarrado un enorme catamarán así como unos chicos jugaban saltando desde las rocas. Los extremos de la ciudad se juntaban ahí mismo.DSC08533

El museo se conecta con el fuerte a través de un puente, y cuando llegás, hay unos jardines que nos recuerdan que la ciudad también pertenece a la Provence.

DSC08531
Puente entre Museo y Fuerte St Jean
DSC08532
Catedral vista desde el Museo
DSC08541
Detalle del puente sobre el puerto
DSC08543
Terraza del Fuerte St Jean
DSC08544
Jardines del Fuerte

DSC08545

DSC08546
Vista de la Catedral desde los jardines del Fuerte St Jean
DSC08548
Catedral e Iglesia Saint Laurent vistos desde el Museo

Desde él se aprecia el puerto, con más altura y con el fondo de la ciudad. Otra vista maravillosa del mismo.

DSC08558
Fuerte San Nicolas
DSC08560
Entrada del Vieux Port
DSC08561
Fort St Jean

DSC08555DSC08553

DSC08551
Tour du Fanal
DSC08572
Viex Port

Justo en la otra orilla hay otro fuerte, el Saint Nicholas. Y por debajo de ambos, hay un túnel para los vehículos.

Notre Dame de la Garde

Marsella tiene su guarda y es esta enorme imagen, grotescamente desproporcionada para la basílica en sí.

DSC08646
Notre Dame de la Garde
DSC08682
Frente de Notre Dame de la Garde
DSC08631
Lateral de Notre Dame de la Garde

Visible de todos lados, por estar en lo alto de una colina, con un color dorado, que a la noche queda iluminado y hasta sirve para ubicarse en la ciudad.

DSC08653
Interior de Notre Dame de la Garde

DSC08659

DSC08654
Imagen de la Virgen en Notre Dame de la Garde
DSC08658
Detalle de la cupula de la Basílica

Hasta su base se puede llegar en auto, esperando que haya lugar para estacionar. Pero te regala unas vistas impresionantes de la ciudad, no solo del puerto, sino del otro lado, donde asoma el Estadio del Olimpic (en esa época a cargo de Bielsa)

DSC08667
Zona sur de Marsella
DSC08668
Estadio del Olimpic

DSC08666

DSC08669
Vistas desde Notre Dame de la Garde

DSC08671

DSC08672
Vieux Port
DSC08681
La ciudad a los pies de Notre Dame de la Garde

Importa la ciudad

Es un buen lugar para hacer una parada o ingreso a la Provence. Cerca esta el Massif des Calanques, un parque montañoso pegado al mar con vistas maravillosas que termina en Cassis (que será motivo de otra publicación).

DSC08325
Massif des Calanques con Cassis a la derecha

También se puede visitar el Chateau d’If, inmortalizado por Dumas en “El hombre de la máscara de hierro”.

DSC08644
Chateau d’If

Es la tercera ciudad de Francia. Tiene características únicas, quizás es la menos francesa de las grandes ciudades, porque siempre estuvo influenciada por migraciones y culturas que llegaban a su puerto.

DSC08599
Paseo nocturno por Marsella

DSC08598DSC08597

Tiene mala fama su seguridad, por eso está bueno ceñirse a lugares conocidos. Sinceramente no tuve ningún inconveniente. Y es muy fácil ubicarse, además de estar acostumbrados a tratar con extranjeros.

Recorriendo la Provence, me parece es una buena oportunidad para dedicarle un día al menos. La ciudad tiene un entorno único, con el mar como protagonista, distinto a sus hermanas mayores, París y Lyon. Como decía el personaje de Depardieu, hay que amarla como es. Por algo salió de aquí la Marsellesa, el hermoso himno francés.

DSC08642
Vieux Port
DSC08637
Puerto Nuevo
DSC08628
Fort St Jean
DSC08629
Catedral La Mayor

DSC08625

DSC08527
Notre Dame de la Garde
DSC08521
Barco mixto
DSC08522
Palais du Pharo
DSC08484
Museo de Civilizaciones y Musee Regards de Provence
DSC08478
Fort St Jean
DSC08482
Iglesia Saint Laurent
Anuncios

Deja un comentario