Mis tres pueblos de Alsacia

En 2016 compaginamos con unos amigos un encuentro en Europa. Aproveché para que previo al encuentro, pudiera recorrer algunos puntos de Francia que no había podido incluir en https://raspandoelmapa.com/2018/03/26/tour-de-france/

Luego de pasar por Metz, Nancy y Strasbourg, y antes de llegar a Freiburg en Alemania, dediqué el día a recorrer tres pueblos de ensueño de Alsacia: Riquewihr, Kayserberg y Colmar. Muy cercanos entre sí y con vistas y construcciones increíbles. Como toda la región, tiene una mezcla franco-germana muy especial

Riquewihr

Realmente es un pueblo mágico. Tiene menos de 2000 habitantes. Sus casas entramadas y plenas de color, en perfecto estado de mantenimiento, la convierten en un cuento mágico.

DSC03467
Riquewihr – Hotel de Ville – Ayuntamiento
DSC03468
La bienvenida a Riquewihr
DSC03479
Rue du General De Gaulle – Riquewihr
DSC03480
Casas del siglo XVII – Riquewihr

Está en plena ruta del vino de Alsacia, por lo que apenas saliendo de la muralla, cruzando la calle, se ven los viñedos de la zona.

DSC03486
viñedos al lado de Riquewihr

Las casas fueron pensadas para la producción y almacenamiento de vino, con sótanos que hoy se transformaron en lugares de cata de los Riesling locales, así como de otras delicias, especialmente quesos.

DSC03518
Sotano de venta de quesos

El pueblo en sí se recorre en un par de horas. Hay un parking cómodo en la entrada y por lo menos a mí, no me tocaron aglomeraciones humanas.

DSC03489
Rue du General de Gaulle – Riquewihr
DSC03479
Calle principal – Riquewihr
DSC03481
Casas entramadas en madera – Riquewihr

En su calle principal, los bares y restaurantes te llaman a tomarte una pausa (y un tentempié)

DSC03508
Muchos lugares para disfrutar vinos y la comida local
DSC03472
Hoteles y restaurantes para conformar a los turistas de Riquewihr

La muralla aún se puede distinguir.

DSC03492
Casas construídas sobre la vieja muralla medieval – Riquewihr

Una gran idea para viajar en el tiempo es salir de la pintoresca calle principal y adentrarse en los recovecos del pueblo. Tienen la magia del silencio y la tranquilidad de ausencia de movimiento.

DSC03515
Viñedos al final de la calle
DSC03513
La vida a una cuadra del centro turistico – Riquewihr
DSC03507
Aun lo menos visitado mantiene el espíritu del pueblo

DSC03503

DSC03493
Entrada trasera de Riquewihr
DSC03487
Desagües y zuecos

Hay varias bodegas y por supuesto, bastante oferta gastronómica, pero no fue la idea del viaje en esta ocasión.

DSC03517
Carruaje a la entrada de una bodega – Riquewihr
DSC03495
Hotel en casa del siglo XVII

Preferí disfrutar de todas las casas del siglo XVII en su máximo esplendor.

Kaysersberg

Probablemente, viniendo de la joya anterior, te puede llegar a parecer poco Kaysersberg. Pero hay que disfrutarlo igual.

DSC03553
Calle principal – Kaysersberg

Es un pueblo claramente más grande, pero por suerte esta peatonalizado, por lo que hay que dejar el auto en las afueras y disfrutar del lugar.

DSC03530
las cigüeñas son parte del paisaje
DSC03570
cementerio al lado del parking – Kaisersberg

Como todas las villas de Alsacia, está rodeada de las colinas de los Vosgos con sus viñedos.

DSC03572
Vinñedos en los montes Vosgos

Sus casas también son del siglo XVII mayormente pero sus orígenes son romanos, por su ubicación estratégica entre la antigua Galia y el valle del Rhin. Era llamada la Montaña del Emperador (Caesaris Mons)

DSC03569
Detalle de herreria en Kaisersberg
DSC03566
Pozo de agua transformado en cantero – Kaisersberg
DSC03565
Hotel de lujo con viñedo propio al fondo – Kaisersberg

DSC03563

DSC03556
Fuente frente a la iglesia principal
DSC03552
Nunca falta un lugar de té
DSC03551
Colores en todos los detalles

DSC03550

DSC03549
La hora de la siesta puede ser sagrada también en Francia

DSC03548

DSC03546
Mediateca de Kaisersberg

DSC03543

IMG_2438
La gente va volviendo a caminar al pasar la tarde

DSC03535DSC03533

Está atravesado por un arroyo llamado La Weiss y hacen un fuerte control de todo tipo de reciclado.

DSC03528
Sin ser vistoso, el ruido del agua da una paz adicional

DSC03537

DSC03538
El establo junta todas las artesanias del pueblo – Kaisersberg
DSC03541
Humor, necesidad y reciclaje ficticio – Kaisersberg

Colmar

Llamar pueblo a una ciudad de 70000 habitantes es como una contradicción. Pero la calma en la que se mueve la misma permite no alterarse en lo más mínimo.

DSC03624
Plaza Unterlinden – Colmar

Comencé con la visita al Museo Unterlinden, que está en un monasterio del siglo XIII, y que no apabulla con una hermosa colección de arte religioso principalmente

DSC03581
Museo Unterlinden – Colmar
DSC03583
El museo está alojado en un convento del siglo XIII
DSC03592
Altar de Insenheim – Museo Untenlinden – Colmar
DSC03587
El arte religioso prima en toda la colección del Museo Untenlinden

DSC03600DSC03608

DSC03618
El último piso del museo es para muestras más contemporáneas

Satisfecho por el corte, recorrí la ciudad vieja, hoy centro comercial. Las casas mantienen las características de los pueblos anteriores, pero tiene algunos toques de modernidad que no alteran el resultado.

DSC03625
Ciudad Vieja – Colmar

DSC03627DSC03629

DSC03635
Eglise des Dominicains – Colmar
DSC03636
Sombrerería – Colmar

DSC03640

DSC03641
Place de la Montagne Verte – Colmar

Muy cerca, está la Petite Venise (Pequeña Venecia). Un barrio atravesado por canales que era antiguamente ocupado por curtiembres.

IMG_2445
La Petite Venise – Colmar
DSC03653
Zona de curtiembres hasta el siglo XIX – Colmar
DSC03654
Bares y restaurantes reemplazan los viejos talleres – Colmar

DSC03666

DSC03667
Iglesia de San Mateo – la Petite Venise – Colmar

Cada rincón sirve para tomarse un break o disfrutar de la producción local.

Comparten la pasión por los espárragos con los alemanes.DSC03663

DSC03661
Temporada de espárragos en los mercados – Colmar
DSC03650
Marche Couvert de Colmar

Como nota de color, aquí nació Bartholdi, el escultor de la Estatua de la Libertad.

Al caer la tarde emprendí el camino hacia Freiburg, del otro lado de la frontera, pero probablemente en otra visita, me quede al meno una noche para disfrutar aun más de los secretos de la región y de la iluminación de Colmar por las noches, que dicen, es especialmente hermosa.

 

Anuncios

6 comments

  1. Felicitaciones! Muy lindo recorrido por las calles de Alsacia.
    Seguiremos “viajando” a través de tus relatos y fotos.
    Muchas gracias por compartir con los que estamos del otro lado de la pantalla 🙂

  2. Nuevamente nos hiciste viajar con vos.
    Tus post son muy amenos, rápidos y fáciles de leer. Llenos de fotos que reflejan fielmente los lugares.
    Ahora sume tres lugares más a la lista de pendientes
    Gracias RaspndoelMapa

    1. Si me pones entre uno y otro, voy por la romantica por un pelin. Pero todo vale la pena. Aca cuando agregue Metz, Nancy y
      Strasbourg es un flor de viaje

Deja un comentario